Páginas

miércoles, 22 de febrero de 2012

LA BARBIE XEPLION


Esta mañana me tocaba trata-miento (que diría el bueno de Jesús) intramuscular e involuntario, porque hace mucho tiempo que lucho porque me lo cambien para dejar de trasladarme a un centro de salud en el que lo único que se hace es fabricar enfermedad en serie, y lo que es peor, por demanda absoluta de una sociedad que ha perdido las formas más primarias de sostener las angustias y problemáticas vivenciales y/o existenciales. Hasta aquí, por mucho que me joda, todo iba como cada quincena, es decir me dirigí al centro como quien va camino del matadero -porque sé que hoy después del pinchazo de turno va a ser un día perdido- y me senté en la sala de espera resignado y dispuesto a que en la próxima visita con mi psiquiatra levantar espadas para ver si la tipa hace el esfuerzo de doblarse a mis demandas, que me parecen justas con el modelo de empoderamiento, ya que quiero volver a ser dueño pleno de mi vida y mi bienestar, que al fin y al cabo es lo que está en juego.

Una joven cerca de los 30, muy bien vestida, con traje chaqueta, zapatos de piel marrones de talón plano y ligeramente maquillada, lo justo para lograr una imagen que me pareció a primera vista, de una coquetería y elegancia bien ponderadas, esperaba también, mientras manejaba una PDA de última generación y sistema Android. Nada más verla la he identificado como visitadora médica.

En mi inocencia he imaginado que tendría visita concertada con algún médico que prudente y responsablemente habría dejado un hueco en su agenda para conocer los cantos de sirena del nuevo fármaco de turno. Pero me he equivocado de pleno. Me tocaba entrar en la consulta de la matarife enfermeril cuando la visitadora se ha levantado con la agilidad de una mona y se ha asomado tras el vidrio de la puerta para asegurarse ser vista. La cara de mi enfermera se ha iluminado como cuando tuvo que posar para la foto de la primera comunión. Rauda me ha dicho que me esperase, que sería sólo un momentito y ha hecho pasar a la Barbie Xeplion entre risas y chascarrillos. ¡Que bonito! ¡Cuanto amor! Me imagino que el hecho de que se acerque el próximo congreso nacional de enfermería en Oviedo puede tener algo que ver. Más que nada porque hace escasas semanas, cuando me enteré de que participaría en él, les reté con toda la puñetería del mundo, pa ver que cara ponían y como iban de ética y esas cosas, y les dije con lo que pareció absoluta complicidad que les pidieran a Janssen que les pagaran su asistencia. Mordieron el anzuelo como pirañas ante un chuletón de ternera asturiana y comentaron entre ellas que aunque las cosa ya no estaban como hace un tiempo -la crisis y esas naderías que la Big Pharma desconoce- podían probar a ver si sonaba la flauta.

Recordaba esta conversación mientras esperaba más tieso que un palo en la puerta, escuchando como las risas traspasaban las finas paredes de Pladur, e indignándome por momentos. Las personas que como yo venían a por su dosis de SOMA -más o menos voluntariamente- se iban acumulando en la sala de espera, hasta el punto de que ya no quedaban sillas libres. Pero ellas, enfermeras y visitadoras, no parecían tener prisa. Debían tener mucho de que hablar. A pesar de que en las normas para los trabajadores del centro queda bien claro que para jugar con la Barbie Xeplion o con el Ken Akineton (que faraónico suena por dios) hay unas horas reservadas fuera del horario de atención a los pacientes, ellas continuaban indiferentes al murmullo que se iba generando en la sala de espera, cuando habían pasado 20 minutos y los dos consultorios de enfermería continuaban cerrados.

35 minutos después la visitadora ha salido con una sonrisa más calculadora que coqueta del despacho, como si estuviera haciendo números mentalmente. Por fin mi turno.

-Hola Raúl.

-Hola. ¿De que laboratorio venía la tipa esa?

-De Janssen.

-Ah, muy bien. Es para poner una reclamación.

-¿Cómo?

-Que pienso poner una reclamación. Me parece indignante y poco ético que se haga esperar a los pacientes para vender falsas promesas.

-Bueno... Es que... Tu sabes que siempre los recibimos en grupo los viernes, cuando no hay visitas... Pero es que tenía que explicarnos algo de un nuevo psicofármaco mensual.

-El Xeplión, ya...

-Sí, es un gran avance.

-Los estudios independientes no dicen eso. Es más no se ha demostrado ningún avance significativo y concluyente ni como paliativo de los síntomas psicóticos ni la reducción de los efectos secudarios... Pero como se les ha acabado la patente del Risperdal Consta....

-Pero sólo es una inyección al mes. A mi eso me parece un gran avance.

-Lo que a mi me parece un gran avance es el precio. Pagar más por una inyección que por dos es un autentico negocio, luego así pueden montar los saraos que montan. Si Zara hiciera estas promociones no les compraría ropa ni dios...

-Ya... 

No hemos hablado practicamente nada más. Al salir he puesto la reclamación y me he vuelto para casa recordando aquella frase de Hamlet: "Algo huele a podrido en Dinamarca". 

19 comentarios:

Anónimo dijo...

Mucha fuerza Raúl.
Abrazos.

pere dijo...

Tendremos que estudiar "El Arte de la Guerra" de Sun Tzu:
El arte de la guerra se basa en el engaño. Por tanto, cuando seas capaz de atacar, has de aparentar incapacidad; cuando tus tropas se mueven, aparentar inactividad. Si estás cerca del enemigo, has de hacerle creer que estás lejos; si estás lejos, aparentar que estás cerca.
No es broma, tenemos que estudiar estrategia porque el olor a podrido alcanza a todas partes y no basta con ejercer el derecho al pataleo.

Abrazos,

Jony Benitez dijo...

dos opciones para rendir culto al dios akineken (nuevo dios antisecuandario):

1. poner una reclamacion

2. poner cara de hebefrenia pertinaz y babear con mirada torba a dos milimetros de barbie.

imaginate cual me aprece mas efectiva

Anónimo dijo...

En mi hospi, como a quien le corresponde se niega a tener a los auxiliares haciendo recaditos comprando el Xeplión (farmacia del hospital no lo sirve), se ha ampliado el horario de visita para que las familias lo traigan de la calle, obedientes y convencidas del bien que están haciendo a su familiar ingresado.

El otro día una dama que poco se parecía a una barbie (más bien se da un aire a la madrastra de blancanieves) comentaba indignada que cómo podía ser que un paciente que llevaba toda la vida con Modecate se negase a cambiar a Xeplión. Por dios, el Xeplión es el futuro de la humanidad entera.

Argggggg!

Paula dijo...

De la humanidad entera no se sabe, pero de la nueva campaña de la Janssen cada vez lo tenemos más clarito. Éstos fueron los que propusieron T.A.I. con Xeplión, por pedir que no quede. Hay que joderse!

Besos grandes Raúl,y gracias!!

Anónimo dijo...

Primero el Consta,ahora Xeplion, y ademas mas caro, y encima con la crisis, la de puestos de trabajo que se podrian dar con el tratamiento de un mes de un paciente que desgraciadamente no curará. Ahora Janssen dice que nos olvidemos del Consta, que pasa que ¿van a tener que bajarle el precio?.
Con los antisicoticos típicos a dosis adecuadas, el paciente funciona igual, pero claro, hay que forrarse, aunque se hunda el pais.

MARIA CARME GIL dijo...

Estoy indignada por descubriar ahora lo triste que resulta darse cuenta que esté pasando algo así, que en algo como la salud de las personas primen los intereses economicos me parece horrible. Mi hermana padece esquizofrenia paranoide y en esta ocasió fué ingresada en un psiquiatrico por orden judicial por su última "travesura" "hasta que la estabilizaran", bién, a las 3 semanas y una vez "estabilizada"le dieron el alta, salimos con las recetas del milagroso XEPLION, el antiguo RISPERDAL y un somnifero, mi hermana no cesaba de sufrir los efectos secundarios del Xeplion, temblores, inquietud, rigideza de la musculatura y un aturdimiento del que yo le insistia que con paciencia los superaria pero k por nada del mundo podia dejar de inyectarse el xeplion y que seria de por vida, k fué lo k nos dijo la dra. 15 dias después mi hermana así aturdida, inquieta y muy "dopada" se tiró de una altura de 12 metros!!! Gracias a Dios ha sobrevivido pero se ha roto el femur, la tibia, el coxis y los en breve la operarán de los talones que los tiene destrozados. Hos podeis imaginar mi sorpresa al saber cosas tan malas sobre el xeplion. Ahora sé que por mas que explique a los psiquiatras del gospital donde está ingresada k estoy en contra de k se lo administren en los 15 dias proximos, lo tengo muy mal para k reconozcan sus errores y espero k unos protejeráb a los otros y no los van a contradecir para nada, así que amigos solo deciros k me siento sola ante el peligro y que agradeceria muchisimo i alguna pista de donde poder dirigirme y que puedo hacer yo mientras ella esté ingresada por las fracturas, para impedir k le inyecten ese veneno k a mi parecer ha resultado fatidico, pues ella por ser miedosa nunca se hubiera atrevido a hacer algo así de no estar"sonambula, borracha o dopada bajo todos los efectos del XEPLION. Por otro lado y cuando ya esté en casa, no le daré ningún antipsicotico más sin antes consultar con varias fuentes ya que en definitiva mi hermana sin tratar no supone un peligro para nadie y menos para ella.

lergober dijo...

pues a mi pasado mañana empiezan a ponermela

Anónimo dijo...

Legorber pontela con toda la fé a mi me ha funcionado perfectamente hace lo que tiene que hacer mentalmente efectos secundarios? Claro que tiene efectos secundarios que medicamento no lo tiene, pero a todos estos que opinan acá les parece mejor por lo que veo estar fuera de la realidad y ni siquiera enterarse quienes son ni con quien estan y viendo demonios y escuchando voces es vida esto?

fran dijo...

Yo tomo xeplion 50 hace 2 meses por trastornos de la personalidad.Al principio muy mal luego bien cuesta un poco adaptarse pero funciona bien.lo unico malo es el tema del sexo eyaculaciòn muy mal.saludos

Unknown dijo...

Me estoy quitando la adicción somos experimentos modernos y nos han quitado la decisión de drogarse cuando lo necesitamos. Recomiendo tratamiento oral a todos los pacientes responsables, y con autonomía sin gran grado de la dependenciaq

j a dijo...

Llevo poco tiempo tomando xeplion.Me han mandado el de cincuenta,tiene lo mismos efectos secundarios que el de 100?.
Hay diferencia?
Me refiero aL nerviosismo y a la agitación que produce

j a dijo...

Se nota la diferencia de los efectos secundarios de 100 a 50?
La agitación y el nerviosismo serán menores,y los efectos secundarios?

j a dijo...

Se nota la diferencia de 50?.
Tendrá menos efectos secundarios

bouchta(busta) dijo...

Hola a todos,deciros que a mi madre le dieron xeplion y y tuvo efectos secundarios muy fuertes,la obligaron atada a una cama en el hospital de la nueva fe de valencia,por orden de un juez ya que tiene una sentencia de tratamiento ambulatorio forzoso,en japon a matado a mas de 20 personas,pues produce ataques al corazon,yo estoy luchando por sacar a mi madre de prision,pues se nego a seguir con el tratamiento y la encerraron en foncalent(alicante)estoy denunciando todo esto a traves de mi asociacion,si habeis tenido problemas con este farmaco o conoceis a alguien poneros en contacto conmigo,mi correo es :bouchtalardjane@live.com mi tlf es 600042711 un saludo a todos..

Anónimo dijo...

Por qué será que cuando te pautan el xeplion los gang stalkers dejan de acosarte? Muy sencillo: el acoso organizado se esconde tras la imposición del tratamiento y cuando éste se ha hecho efectivo ya te han destruido física y psicológicamente con sus drogas psiquiátricas de obediencia y sumisión.

Anónimo dijo...

Detrás del xeplion se encuentra una campaña comercial muy fuerte. Lo cierto es que hay fármacos que no producen disfunción sexual ni tanta inquietud, pero claro, el money es el money.

sergio dijo...

No me lo puedo creer, hay gente que piensa como yo, aunque parezca mentira y para sorpresa de muchos medicos y enfermeros que ni siquiera nos escuchan cuando les hablamos, quizas necesitariamos un medico por cada vez que nos entra ansiedad por un problema cotidiano que manualmente hablando dicen que no sabemos sobrellevar, yo de hecho, padezco esquizofrenia paranoide y considero que si voy como borrego a pincharme cada mes es por no tener que entrar otra vez a un sitio inetrno donde me ataron a una cama por enfadarme un dia por decirles que si seguia aqui no podia hacer los examenes de la universidad, si una pena, es la debilidad del debil, en la que nos usan como a tontos creyendo que no sabemos sobrellevar los problemas cotidianos, y que mas, si eso fuera asi iria cada dia a trabajar? ustedes lo creen, que he perdido trabajos por tenerme que pinchar ese liquido blanquecino que entumece, te deja catatonico, te cansa, y no puedes realizar muchas de las actividades que uno quisiera, me gustgaria verlos a ellos( enfermeros y medicos) con m is problemas como lo hubieran llevado, pero el ser humano disfruta, igual que el que se hace rico con unos pocos y otros se hacen pobres, el ser humano tambien disfruta cuando ven que otros estan peores que el, dicen: bueno, lo mio no es tan malo...jaja no se lo creen ni ellos tienen un morro que se lo pisan y ademas si hacemos acto de nuestra indiferencia por la medicacion dicen este esta mal, si no nos preocupamos dicen este esta mal, si nos enfadamos porque estamos cansados de tomar esa maligna medicacion dicen ese esta mal...cansado estoy de aquellos que creen que dar lecciones de psiquiatria en una consulta a un paciente sea bueno para que el paciente recupere su forma antigua de ser, que de hecho no a va a matar a nadie

Anónimo dijo...

Buenas a todos. Comencé a inyectarme xeplion 100 mg en marzo de 2013 de forma forzada durante 6 meses por orden de un juez. Al año me la bajaron a 75 mg por petición propia. Y me encuentro ahora, a punto de cumplir 30 años y con la vida destrozada. Todo psiquiatra que me ve... Me dice que estoy muy bien y ciertamente me comparo con los que estuve ingresado y no se como nos mezclan a gente tan diversa. He consultado a amigos y conocidos, lo primero que me decían es que estos medicamentos son malísimos para la salud y que a la larga te destrozan cuerpo y mente. Hubo un amigo que me dijo que es muy probable de que fuese una posesión demoníaca, y no le falta razón. Yo no he tenido alucinaciones ni escucho voces. Mi delirio era de grandeza, tenia mucha más fuerza de lo normal, no me cansaba, me encontraba lleno de energía... Pero según parece, negativa. Voy a intentar darme una ultima oportunidad, sin beber alcohol, sin fumar porros ocasionales. Quiero volver a ser persona, vigoroso y fuerte, como lo he sido siempre. Mis amigos no lo dicen pero se que lo piensan, no soy ni sombra del que era por culpa de las putas inyecciones. En fin, creereis que estoy zumbado pero soy creyente desde siempre aunque he tenido mis crisis. Tuve el fallo de hacer wija un día y según parece abrí puertas. Ahora he vuelto a orar y a rezar, espero que me sirva de escudo. Un saludo a todos.