Páginas

miércoles, 2 de noviembre de 2011

MI CERTEZA

Escribo en un día en el que he vivido dos ataques de ansiedad, un medio desmayo y una vomitona de la comida. Alguien que me quiere mucho, me ha recomendado que escriba y he pensado en retomar mi mini diario que establecí hace algún tiempo en este blog.

No puedo hablar con mucha libertad, a causa del pudor, la vergüenza y el olvido, pero haré lo que pueda...

He titulado este post como mi certeza porque es una palabra que, desde hace algún tiempo, escucho mucho por parte de Raúl. Nunca me he manifestado, no he opinado pero ahora me encuentro que los conceptos de los que tanto le gusta charlar con sus colegas,la duda y la certeza, se han hecho muy presentes en mi vida.

Desde verano vivo en una constante duda sobre algo que pasó en mi vida,  a lo cual respondí quedándome sin voz y con una amnesia retrógada. Eso ya esta superado pero ahora se me está manifestando la certeza de que algo que me duele mucho me ha pasado algún día del maldito calendario.

Siento dolor e cabeza, como si me estuvieran martilleando en las sienes; siento un gusanoi en la boca del estómago, un vacío; siento un ardor en el esófago; siento como caen las lágrimas por mie mejillas y siento como me desvanezco en la nada. Esa soy yo ahora:  un manojo de nervios que vive todo esto como si de una constante pesadilla se tratara...es todo tan real.

Actualmente me muevo , a parte de la psiquiatra, entre el psicologo y la psicoanalista. Él niega que haya pasado lo que en un principio parece mas factible y quiere racionalizarlo todo. Ella me dice que mi palabra es válida ante todo y que estoy en el camino de la valentía. En medio de estos discursos me encuentro yo, con un lio mental que intento aclarar con llamadas desesperadas a psiquiatras colegas que me permiten respirar un rato. Tengo miedo a la noche, porque cieero los ojos y si no me duermo, ya me empiezan a venir las imagenes a la cabeza. Se trata de una agresión verbal, la oigo como si me estuviera susurrando al oido. Le digo a Raúl que estoy enloqueciendo y él me dice que loca ya lo estoy así que ...y tiene razón, los papeles ya los tengo,jeje.

En fin, no se como acabará todo ésto , lo que sí se es que me tiene agotada y que hay momentos en los que me siento indefensa, impotente, débil. Hay que seguir luchando y , gracias a quien sea, tengo gente en la que apoyarme para seguir el camino recto, aunque mi cabeza a menudo va por las curvas...

Gracias por leerme. Un abrazo,

ALMU.

10 comentarios:

Raúl y Almu dijo...

Hola amor: me gustaría más que responderte yo, leer las respuestas de aquellos que te conocen, quizás esté demasiado implicado y si tu tienes miedo, pudor y vergüenza yo siento miedo a no encontrar las palabras exactas (como si existieran éstas).

De todas formas sé que te gustará que te escriba mi opinión al respecto y qué quieres que te diga, me parece un post sincero, valiente y honesto. Dices que estás hecha un lío y que a pesar de las dudas (las llamaré circunstanciales) referidas al como, al donde y al cuando, tienes la certeza de que algo horrible sucedió. En este punto me situo con tu psicoanalista y pienso que tu palabra tiene un enorme valor y me atrevo a decir que un enorme poder. Otra cosa es que llegados a este punto pienso que no importan demasiado los circunstanciales, sino el QUE!!

Pasara lo que pasara debes dejar de culparte y sentirte como una birria de persona. Yo que te conozco se que eres una superviviente, que la mayoría no habrían aguantado lo que tu has vivido, que de herencia te queda todo aquello que aprendiste y que forjó tu sensibilidad, que es precisamente aquello que te hace unica y querida por tantas personas.

Pasar página puede ser dificil, pero es necesario, caer está permitido y resulta tan injusto cuando caemos porque nos arrojan con violencia al suelo... Uno se siente impotente. Uno puede en esos momentos jurar no contar la experiencia para que la gente no piense que eres de ese tipo de personas que pueden pisotear, puede jurarse no volver a caer y puede jurar y jurarse cosas que el dolor, la impotencia y la desesperación nos presenta como positivas.

Años después aquellos juramentos pueden haber quedado enterrados bajo capas y capas de situaciones extraidas del manual del superviviente, con todos sus aciertos y todos sus errores. No existe el héroe perfecto, todo héroe debe conocer el dolor, debe equivocarse, porque lo que lo convierte en héroe y en este caso a ti en mi heroína no es una azaña determinada, sino el ser capaz de aprender de si mismo y de no dejar de construirse a si mismo en cada viaje. En este transito de eternos aprendices, en esta duda e incerttidumbre sobre el siguiente paso a dar, reside nuestra valía y se fragua y modifica nuestra personalidad, aprendiendo en el camino. Tú, como las grandes heroínas, no estas sola. Sabes que puedes contar por ejemplo conmigo.

MUA!!

etiquetada dijo...

Almu, amiga, por más importante que parezca el pasado, lo es mucho más aún el futuro, y sobre todo el presente. Aquí y ahora no sucede nada malo, ahora lees esto y está todo bien, sólo estás leyendo, en tu querido blog, palabras que te escribo. Esta es la realidad, la que más importa, la que tiene más fuerza, la que puedes controlar. Esta, por ejemplo, es una certeza. Tú eres otra, y Raúl es otra, y tantas otras personas son otras tantas certezas del aquí y del ahora. A mi me pasó algo también, no sé cuando, una vez volvió como muy nítido, y al mismo tiempo en niebla, sin poder rescatar los detalles. Ese día sólo pude llorar y abrazarme a quien me quiere, durante mucho tiempo, sin consuelo. Luego lo dejé dondequiera que estuviese, sin escarbar, no quiero nada más de eso, lo que quiera que fuese. Quiero mi presente, me quiero a mí, me importa un bledo quién me hizo daño, ahora ya no está y no puede hacerme nada. Yo sí estoy, y puedo hacer muchas cosas, y muchas de ellas, de hecho, las hago.
Parte de la magia del presente es poder hacer desaparecer el pasado.
Un abrazo muy fuerte

pere dijo...

apreciada, a pesar de poco conocida, Almu: según dicen algunos y yo mismo creo, a nadie le toca más carga de la que puede soportar; y si eso es cierto, a las personas más fuertes y resilentes les corresponde sobrellevar las situaciones más horribles.

convivir con la duda es lo que le toca a quien todavía no ha alcanzado la sabiduría, pero ha renunciado a cómodas (y falsas) creencias a las que agarrarse

disfrutaremos de la vida a pesar de las dudas y de las preocupaciones: de esto nunca nos libramos del todo; y las flojeras se pasan como se pasan las tormentas.

un fuerte abrazo !!

Jony Benitez dijo...

animo Almu palabra a palabra hasta que tengas la certeza de no tener certezas tranquilamente.
bks

Maja dijo...

Querida Almu:

Sólo siento realmente el dolor físico que te pueda ocasionar esta situación, por lo demás, tus palabras son como adentrarse en un bosque contigo para descubrir. Un bosque frondoso y no siempre cálido, con barro a veces, y sin avisar!! Sigo el camino por el bosque de tus palabras y te siento, así, valiente, decidida, alicaída, parando para coger aliento, pero siguiendo. Y siento que voy contigo y me da confianza que estés. Las dos sabemos que cuando pasemos esta manada de árboles y descubramos que hacían aquí (si además no estaban en nuestro mapa) entenderemos que gracias a eso, vimos cosas que de otra forma no se pueden ver, y es más, jamás las hubiéramos advertido. Las dos sabemos que al final hay una pradera y que por fin podremos sacar nuestros bocatas y nuestra fruta y oler la humedad del bosque que dejamos atrás mientras nos da el sol en la cara. En la medida que conocemos nuestro interior, entendemos y aceptamos al mundo. Sería perfecto aprender hasta morir, aunque no a este precio. De corazón te deseo que al pasar el bosque sigas aprendiendo desde la paz interior y sigas haciéndome creer que voy contigo. Con todo mi cariño y mi apoyo, Isa

Raúl y Almu dijo...

Raúl, no tengas miedo a no encontrar las palabras exactas, porque , si por algún motivo no consigues transmitirme serenidad hablando, tus abrazos, tus miradas, cuando secas las lágrimas de mis mejillas ya hablas, entiendes?

Claro que importa el QUE, y me tortura no saber qué es lo que pasó.Dices que care está permitido, pero hay momentos en los que uno parece más arrastrarse que caminar, comprendes? Y eso cansa mucho, como te diría? Quema mucho y minvan las fuerzas.

Raúl, a tí no me queda más que darte las gracias por estar cada día a mi lado, por aguantar mis ansiedades y mis comidas de olla.

T. Q.

ALMU

Raúl y Almu dijo...

Queridísima Etiquetada,

que paz me da leerte. Tienes razón, el presente es importante, y es lo que vivimos día a día, pero el pasado se hace demasiado presente todavía.

Espero que llegue un día en el que pueda actuar como tú y el pasado no sea un obstáculo para mi bienestar.
ç
Gracias mil por estar ahí. Un abrazo guapísima.

ALMU.

Raúl y Almu dijo...

Pere, gracias por tu abrazo y por tus palabras. Me alegra que hayas dedicado un rato de tu tiempo a escribirme.

Me da que pensar lo que dices, si realmente cada uno puede soportar la carga. Yo, últimamente, me veo floja, aunque cada día tiro pa´lante.

Un abrazo, salud y FUERZA.

ALMU

Raúl y Almu dijo...

Jony, gracias tambiém a tí por estar ahí y atenderme. Siempre digo que tengo la suerte de estar rodeada de buena gente. Es un lujo tenerte como amigo, de veras lo digo. No es peloteo, es puro sentimiento. Gracias mil.

Bicos.
ALMU.

Raúl y Almu dijo...

Hola Maja,

gracias por hecerme ver el sendero que lleva hasta el prado y sobretodo, valoro que te adentres en el bosque conmigo. En los tiempos que corren, cuesta encontrar gente que quiera compartir algo mñas que risas. En fin, bienvenida a mi mundo, el cual se encuentra un poco desbarajustado pero cada día avanza.

Cuídate mucho y dejame piedrecitas por el camino por si me pierdo.

ALMU.