Páginas

viernes, 13 de marzo de 2009

Reir o morir, esa es la cuestión.





Atado,

Encerrado en una pesadilla,

Herido por armas invisibles,

Languidece mi ánimo hasta morir.

Perdido en los arrabales de mi conciencia

enterrado bajo oscuras galerías donde

el miedo y la soledad anidan

fantasmas que carcomen mi existencia.

Miro y veo

proyecciones irreales

tumores que se extienden por mi cuerpo

llagas purulentas arrancadas de mi silencio.

Dando tumbos, giro sobre mi mismo,

una y otra vez, sin dirección; y sin aliento

lloro palabras que devuelven

la aridez al cauce agrietado de mi vida,

y me pregunto sin hallar respuesta

¿si tiene algún sentido esta agonía? 

3 comentarios:

Almudena y Raúl dijo...

Querer u odiar, esa es la cuestion...La agonia sirve de algo si te hace mas fuerte.

Anónimo dijo...

El papel de la medicina tradicional
Hasta el siglo XX, en China la medicina tradicional se ocupaba de la salud mental. Esta forma de tratar patologías se basa en la relación entre los órganos y las emociones. La furia provoca daños en el hígado, estar demasiado contento perjudica al corazón, el miedo hiere los riñones y la tristeza afecta a los pulmones. La salud consiste en un equilibrio entre el mundo interior (yin) y el exterior (yang).

Un abrazo Luz

Small Blue Thing dijo...

Sirve de algo, también, porque te enseña. Ay de los que ríen sin agonía.

muacs.