Páginas

miércoles, 20 de agosto de 2008

Sonetos para Almu

Cálidas olas que acarician mi playa
con un agua trasparente y lúcida
que emergen con absoluta blancura
del abismo que esconde tu mirada.

Montes poblados de verde esperanza
habitan en cada imagen futura
reluciente cristal es la figura
que forjamos cada nueva mañana.

Ven mi pequeña niña
arrimate a mi que te quiero cerca
brindando conmigo por tu alegría

Que es tu sonrisa la mas fértil tierra
donde cultivo mis sueños los días
y noches abrazado a tu silueta







De la pureza antigua del diamante
cristalizados los pasos del tiempo
virtudes encerradas en silencio
liberadas por la llama que te arde

inflamando el deseo por instantes
acaricio sin demora tu cuerpo
intentando hacer volar como el viento
nuestras mentes que fluyen a raudales

Roca blanda de la que emana la luz
faro para mi pérdida segura
en este amargo laberinto azul

por la que te busco con diablura
gota de agua que llena mi vaso, tu,
mi linda niña, eres toda dulzura.





Tras la humilde tristeza matinal
surge de las tinieblas la palabra
disparo certero, flecha dorada,
paso seguro que me hace avanzar


a tu ladito que quiero cantar
la canción devota de tu piel blanca
pico de sueños, mi montaña mágica,
pájaro de fuego que resurge del mar


camina conmigo amada Almudena
baila conmigo descalza en el río
desnuda tu cuerpo de toda pena

vístete con agua y con flores de estío
verde el horizonte, fresca hierbabuena,
y la luna guiará nuestro camino

20 comentarios:

Anónimo dijo...

El 24 de Agosto es el cumpleaños de Almudena por si no puedo conectarme,
F E L I C I D A D E S

Recuerda, cuando soples las velas, pide un deseo.
Te deseo lo mejor.

Dime cuando es el cumpleaños de Raul me acuerdo que es en Septiembre pero no recuerdo el día.
Fuerza.
Luz

Almudena y Raúl dijo...

cielo es el dia 10 de septiembre cuando entro en la treintena
besos y abrazos de energia positiva
¿como esta tu hijo?

Anónimo dijo...

Hola guapos mi hijo no esta nada bien, lo ultimo que os dije de el es que le mandaron remis 100 mg. en el mes de junio, despues volvimos al risperdal y ahora estamos con haloperidol 10 y akineton 2 mg. 1 comp. de cada desayuno, comida y cena mas 1 comp. de tranxilium 5 mg. para dormir, hoy hace una semana que estamos con este tratamiento, el jueves día 28 tengo que volver al squiatra para comentarle, pues el 19 de agosto todavia tenia residuos sicoticos, no sale practicamente para nada, de amigos nada.
Nos vamos a asociar a Afema.
No hemos encontrado la estabilidad desde marzo, esta durando mucho y mucho cambio de medicación sin encontrar todavia la estabilidad, confiemos en que con este tratamiento mejore.
Enfin contarme algo de vosotros como estais pasando el verano?
Un abrazo Luz

Almudena y Raúl dijo...

Hola Luz, cielo, estamos bien. Estables, tranquilos, con poco dinero pero bien avenidos. Sentimos lo de tu hijo. No es por nada pero no es bueno dejar un brote psicotico a expensas de que el tratamiento le cure como s fuera una panacea. El paciente tiene que poner mucho de su parte y estas cosas son lentas. A veces es preferible un peqeño ingreso, en el cual puedan estudiar a diario la evolucion y ayuden tanto con psicoterapia como con tratamiento el problema desde la raiz, ya que la medicación se da en estos casos segun los niveles en sangre de dopamina y serotonina, no por sintomas que pueden ser muy variablesy nada esclarecedores a simple vista. Puede resultar muy duro un ingreso, pero tambien puede resultar liberador. Desde que salimos juntos hemos vivido mas de 5 ingresos entre los dos y hemos salido adelante. Hace pocos días Raúl comentaba el ir a urgencias, pero la verdad es que esta controlando la situación y el mismo se regula las adicciones al cafe y alcohol que practicamente ha dejado y todo va bien. Le hicimos comprender entre todos que no era necesario. Ahora tu hijo va entrar en la fase más dura por su edad que es de los 20 a los 25. Estaría bien que no experimentaran con él, al contrario que le dieran un tratamiento que le estabilizase. Y con una minima afectacion de los efectos secundarios. Un medicamento no es la panacea y a cada persona le afecta de distinta forma. Lo que para mi puede ser bueno par otra persona puede ser malo. El agobiante calor de este verano tambien puede tener mucho qe ver en todo esto. La sensación de inutilidad, de prematura invalidez a su corta edad, puede ser otro factor. Nosotros nos visitamos en la seguridad social y despues de muchos altibajos hemos encontrado una relativa estabilidad que nos permite hacer una vida normal, y hcer planes para el futuro dentro de unas bases logicas. Nos parece bien que os apunteis a Afema pero esta no deja de ser una asociación de familiares que no da libertad al usuario, no escucha su palabra, t puede ir bien a ti porque encontraras casos similares al de tu hijo pero, no sabemos hasta que punto tu hijo sera feliz dentro de la aasociacion. Nosotros (Nikosia) heos participado en un festival de Afema hace dos años, y la verdad no es oro todo lo que reluce, y segun lo que nos explico una espia que conoces del antiguo foro, la asociacion no pasa por su mejor momento. Desconocemos sus problemas, pero la infrmación es de fiar. Lo que te intentamos decir es que no pagues ni un centimo. Tu hijo no se va a curar antes o despues por ir a un psiquiatra privado o entrar dentro de una asociacion. Los psiquiatras privados en su mayoria lo unico que quieren es lucrarse, y les falta infraestructura medica para realizar una labor completa. Otra cosa es que se apoye la terapia con psicoterapia. Piensa una cosa tu hijo empezo a tener brotes de muy joven, cuando aun era un adolescente. ¿Sabias que no existe la especialidad de psiquiatria infanto juvenil en españa? Tu hijo ya ha dejado de ser un niño y esta igual o peor. El haloperidol lo puedes mirar por internet es el primer antipsicotico ue se descubrio por azar por alla en los años 50. o es un buen traamiento para casi nadie por la cantidad exagerada de efectos secundarios que produce. Raúl lo tomó durante los peores años de su vida. Si tu hijo sigue mal desde hace tanto tiempo es que sufre un cuadro agudo y para tratarlo lo mejor es un internamiento en un centro y seguramente en un par o tres de semanas vuelva a casa estable. Te lo decimos por experiencia. Sabemos el enorme sufrimiento que produce un caso asi tanto en primera persona como para el entorno que se preocupa. Te enviamos toda la energía positiva de este par de locos que te aprecian. Mucha FUERZA Luz y suerte.

Abrazos enormes.

Anónimo dijo...

Bueno dar las gracias es lo menos que puedo hacer por vuestro consejo.
Mi marido también se ha puesto al corriente de vuestra opinión.
Mañana a las 11 tenemos de nuevo visita con el squiatra, ya os cuento en lo que hemos quedado.
Un abrazo muy grande y os quiero de verdad.
Luz

Anónimo dijo...

corregir donde puse remis 100 mg.

es Aremis 100 mg.

Anónimo dijo...

Deciros que esta mañana hemos estado en el squiatra y dice que lo ve un poco mejor, mantine la medicación mencionada aludiendo que tan solo lleva con ella desde el 19/8 y que es poco tiempo, no lo ve grave, no aconseja el ingreso, por terner en casa una buena atención, eso sí, aconseja que no lo dejemos solo.
En septiembre tengo cita con neurología, tengo cierta esperanza con esta consulta.
Un abrazo

cualquiera dijo...

Hola a todos, soy nueva por aquí pero os escucho siempre que puedo. Aprovecho para animaros con vuestro trabajo, me parece excelente.
Al leer los comentarios, me ha dado muchísima rabia, me he visto reflejada hace ya algunas décadas.
Antes que nada deseo que el hijo de Luz encuentre pronto su camino, se llene de energía positiva y sea muy feliz.
Almudena y Raúl, permitídme que discrepe con vuestra opinión en el buen sentido de la palabra. Yo también pasé por la terrible experiencia del ingreso y en mi caso sólo sirvió para darme cuenta de que seguía teniendo el mismo problema que resolver, que no estaba loca y que debería ser yo quien encontrase el rumbo de mi vida. También tuve que tragar haloperidol, akineton, tranxilium y un largo etcétera. El único efecto que conseguía toda esa porquería era atontarme excesivamente, además de los efectos secundarios que habéis mencionado.
No estoy a favor de un ingreso, porque no se trata la causa del problema, para la industria farmacéutica es lo de menos. Lo más importante es que te conviertas en un gran consumidor dependiente de los fármacos.
A mi me parece y hablo desde mi experiencia que con haber tratado el origen del problema y haberle dado una solución todo habría estado resuelto y en un plazo de tiempo más corto.
Dos ingresos por falta de uno, claro. Te anulan tanto, que ya no sabes quién eres, dónde estás ni hacia dónde vas. La segunda vez, casi me propongo quedarme definitivamente ingresada de por vida. Una vez dentro y con la medicación te dejaban en paz y el problema resuelto aparentemente, puesto que no tenía que enfrentrarme a él. Pronto me doy cuenta de que algo tengo que hacer y me propongo convencer a mi psiquiatra que estoy bien y me quiero marchar. Una vez en casa, decidí no tomar nada nunca más, ni una sóla pastilla, no más gotas.
Me costó muchísimo y depués de haberme abandonado por completo en mi habitación durante un tiempo y casi haber renunciado a la vida, decidí luchar. Así hasta ahora. Tengo mejores y peores momentos como todo el mundo. Jamás he vuelto a medicarme porque no lo considero una solución. Eso sí, tuve que romper con muchas cosas que no me hacían bien y tratar de encontrar mi camino. Todo ello en plena adolescencia mientras intentaba dar respuestas a múltiples preguntas. Respuestas diferentes a la opinión de la mayoría, ese fue mi delito.
En lugar de tanto medicamente hubiese necesitado ser querida, escuchada y respetada, nada más.
Perdonad por el rollo.
Un abrazo y mucha suerte.

Anónimo dijo...

Bueno en la parte que me toca, que es mi hijo agradecerte la fuerza que le mandas, como este espacio es de Almudena y Raúl, tan solo decirte que me encanta que estes bien, aunque me queda una duda, dices , que no tomas medicación, seguramente no llegaste a tener ningún brote psicotico o sí.
Por tu forma de hablar deduzco que eres una persona madura, quizas 40 o 5o años, te digo esto por que en mi interior deseo que mi hijo sobrepase esta edad que tiene, para quizas de alguna manera poderse centrar mejor, aunque la enfermedad le ha hecho madurar más rapido, pero las amistades, algunas, no ayudan en absoluto.
Me ha gustado cambiar impresiones contigo.
Gracias
Luz

cualquiera dijo...

Con el permiso de Almudena y Raúl.
Luz, has acertado en la edad, entre medias andamos. En cuanto al brote psicótico, sí que los tuve y fue en aumento durante todo el tratamiento y el ingreso. Supongo, porque no soy médico, que la medicación tuvo mucho que ver. Al salir del hospital, negarme a tomar la medicación y hacer cualquier terapia, no volví a tener más brotes pero me sumergí en una depresión muy profunda. No es fácil asumir una experiencia parecida, sóla, sin amigos, sin un verdadero apoyo de la familia y habiendo abandonado los estudios.
En mi caso, la causa que desencadenó el problema fue un conflicto familiar que no supe asumir y más tarde resolver. No conté con el apoyo de una verdadera familia, me parece que es lo más importante. Sí, no estaba desatendida, me llevaron a un hospital, pero estoy segura que antes se habrían podido tomar otras alternativas.
No quisiera extenderme más, como bien dices éste es el espacio de Almudena y Raúl a los que les agradezco de antemano su amabilidad y paciencia. Pero me gustaría decirte que bajo mi punto de vista, y por lo que he podido leer, no sólo desde mi experiencia, siempre hay algo que desencadena un desequilibrio en la persona, a algunos no les afecta para nada, pero a otros sí. Si se sabe cual es el desencadente se pueden ofrecer otras alternativas. No creas que defiendo rotundamente que todo el mundo tenga que dejar la medicación, ni pasar por un ingreso, simplemente creo que no es la solución. Hay un libro que me ayudó a entender muchas cosas por si te interesa, si es que no lo conoces ya:
"Cárceles de la locura" de Mª Ángeles Nuñez.
Ánimo, fuerza y luz
Un abrazo
María

Anónimo dijo...

María no he leido el libro, pero tomo nota y creo que mañana mismo estoy comprandolo.
Muchas gracias

Almudena y Raúl dijo...

Hola a los que lean, soy Raúl. En primer lugar Luz nos alegra saber que tu hijo esta mejor. En segundo lugar María bienvenida a este rincón. No consideramos que este sea un espacio únicamente para Almu y para mi, sino los comentaios no tendrin sentido. Y como habeis iniciado una conversación no os negaremos que nos ha recordado tiempos del antiguo foro.
Bueno me gusta el tema asi que dare una de cal y una de arena. Que las farmaceuticas quieren lucrarse sip. Que ante un brote psicotico la medicacion es necesaria, sip. Pero que pasa cuando el brote remite...
Yo tambien me he deshecho de muchas cosas que me hacian daño amistades, vicios, etc... ¿sigo tomando medicación? sip ¿he tratado el problema de fondo? también. Hice 4 años de psicoanalisis y no sirvio de mucho mas que para conocerme a mi mismo. Tratar el problema de fondo tal y como se ha planteado es un tea de madurez de autosuficiencia e individuación (que diría JUNG) pero no soluciona el problema ya que es como querer desenterrar las raices de un arbol con una palita de arena de playa; en cabio la medicación tala el arbol la sraices de pudren y tampoco se soluciona el problema.
Por otro lado estoy generalizando y ningun caso es igual a otro aunque haya muchos pinos abetos o encinas ninguna es igual a otra.
En mi opinion la medicacion deberia servir en un arbol enfermo a modo de una tala controlada de la copa. Asegurandose de que en el futuro el arbol crezca lozano y fresco. ¿Que quiero decir? pues que la medicación ha de ser una mas de las herramientas de esta vida que tiene el hombre para superar sus problemas, eso si no la unica. Hay que tener en cuenta tambien el apoyo, el cariño, la educación, el ejemplo, la autovehiculizacion de las emociones, la asertividad, la focalizacion de los impulsos hacia reacciones positivas, la perseverancia, la autosuperacion, la motivacion, etc etc etc.
Aqui nos encontramos un caso complejo, y de los cuatro ninguno somos expertos en salud mental. De todas formas por mi experiencia un ingreso a tiempo puede atajar daños mayores, la psicoterapia deberia ser un apoyo constante a cualquier tratamiento farmacologico en pos de la no cronificacion del trastorno, sea cual sea, por ultimo una rehabilitacion social laboral y cultural lejos de los sistemas que hoy fncionan en España. Estamos mejor que hace 20 años, pero queda mucho por delante. Bienvenidos a Nikosia, es hora de trabajar.

cualquiera dijo...

Raúl, gracias por tu bienvenida.
Interesante reflexión la del árbol. En un jardin planté 4 árboles idénticos perfectamente sanos, procedían del mismo vivero. Una vez plantados, dos de ellos están estupendos y los otros dos no acaban de estar bien. Han recibido los mismos cuidados, por la misma persona. ¿Por qué solamente están bien dos? ¿Qué les ocurre a los otros dos? El entorno: la orientación y el viento. Los he cambiado de sitio, se han adaptado bien y están más contentos.
Lo mismo pasa con nosotros, si el entorno no es el adecuado existen mayores probalilidades de que enfermemos, algo así no sucede de la noche a la mañana. Antes de que se produzca un brote, hay otros indicadores que dan la alarma e indican que la persona no está bien, o sencillamente algo le pasa.
En ese momento es cuando se debería actuar, antes de que sea lo que sea vaya en aumento.
Cordiales saludos.
María

Anónimo dijo...

Bueno, que gusto poder comentar aquí,a ver, no quiero andarme por las ramas, os cuento, mi hijo antes de tener el brote, aprox. por el mes de Mayo casi terminando el mes empezo a sentirse mal, es más empezo a tomar conciencia de todo lo que no habia hecho bien, que no sera que por mi parte, intente aconsejarle pero claro, una persona tan joven los consejos no los escucha, más bien, no los pone en práctica, y luego vienen los problemas.
- No quiero que veas a ese amigo, va con el amigo que tanto daño le está haciendo, después reconoció lo dicho.
No cambies de coche, que con el de 2ª mano está muy bien para empezar, después reconoció que se habia metido en un gran gasto, decia llorando es que soy tonto, es que no me tendriais que haber dejado comprar el coche.
etc...etc... así con todo, le estas diciendo lo que debe de hacer por su bien, pero no hace caso, como digo, después se dió cuenta de todos los errores.
Yo lo entiendo pues, a su edad yo me conpoetaba si cabe, peor que el, como he dicho en infinidad de ocasiones yo soy una persona que con la edad, he ido mejorando, pero he cometido muchsimas equivocaciones y he pagado por ello.
Por eso no quiero que mi hijo sufra por esas cosas, deseo que de verdad se este percatando de simplicar su vida, y de dejarse aconsejar.

Anónimo dijo...

Raúl, tu comentas que tambien te has tenido que deshacer de muchas cosas, pues eso es lo que yo deseo para mi hijo también.
Respecto a los ingresos, a ver, como decirlo, pues que en el caso que el medico lo hubiera mandado pues tendriamos que haberlo aceptado, PERO, yo lo que quiero decir es que cuando una persona ingresa en la unidad de salud mental, ¿puede estar acompañado de algún familiar?
Bueno espero que me contesteís a la pregunta que hago.
Después comentare, necesito saber si en algún caso, permiten la compañia.
Luz

Almudena y Raúl dijo...

Hola Luz, la pregunta que haces no tiene respuesta definida pues en cada centro tienen unas normas distintas de los otros, no hay un orden regulador de las normas en los institutos o plantas de salud mental. En algunos puedes ir con ropa de calle, en otros te obligan a estar en pijama. En algunos estan permitidas las visitas a cualquier horario menos por la noche, en otros hay un tiempo limitado de visita. En algunos, los menos hasta la comida es buena o te dejan fumar. Todo es negociable si se sabe negociar. En mi caso en un ingreso tenia hasta un portatil... la cuestion es que segun el caso no se hasta que punto es bueno que un familiar este todas las horas con la persona afectada. Si de algo sirve un ingreso es para socializar con personas que esten afectadas por problemas sino iguales parecidos. Compartir el sufrimiento y sentirse comprendido por el consabido a mi me pasa lo mismo. Eso no significa no hacer ni caso de la persona y abandonarla en el centro. Es bueno y necesario que haya una visita diaria, y tambien es obligado el contrastar la informacion que relata el afectado con la de un familiar cercano que viva desde fuera la problematica. El medico contrasta una opinion con otra, a veces con ambos padres, y si es bueno y lo suelen ser porque trabajan por vocacion, suelen acertar con la cantidad y el tipo de tratamiento. Entre otras cosas porque lo ven evolucionar. En las entrevistas no vale el mi madre dice o mi padre dice sino el me siento asi por esto ¿y se pueden equivocar? claro pero son pocas las posibilidades. Como decia Andres Trapiello un escritor al que admiro parafraseando a San Agustin en una entrevista que le hicimos los nikosianos que malo es sufrir y que bueno es haber sufrido. Hasta Maria reacciono e hizo un giro en su vida despues de haber ingresado. A mi me paso lo mismo y a Almu tambien. Es innegable que puede ser doloroso pero el dolor es lo que nos hace crecer lo que nos hace pensar en hacer algo para quebrar el status quo en el que nos vemos aturdidos por las circunstancias. El dolor nos hace evolucionar hacia algo que quizas no es lo que soñamos de nosotros mismos pero seguro es algo mejor de lo que fuimos. Hay amistades que aun conservo de los ingresos, hay cosas que unen, el dolor es una de ellas al igual que lo es la alegria. Perop el dolor te une de una forma mas intima, mas visceral, precisamente porque el sufrimiento es algo que se vive interiormente y que al expresarlo te `muestras a tu interlocutor. Te desnudas. Cotejas. Comprendes y eres comprendido. Es la base de la superacion.

cualquiera dijo...

Hola a todos.
No sé si es que hace ya algún tiempo y las cosas han cambiado a mejor, pero en mi caso fui ingresada por engaño, me hicieron firmar bajo presión y amenazas y por efectos de la medicación no era consciente de nada, si lo llego a saber, no firmo.
Durante los dos meses que duró el ingreso estuve absolutamente incomunicada con el exterior, sin recibir visitas, sin llamadas, nada, sin poder salir. Lo peor, sin ninguna explicación. Francamente, era parecía que estuviera cumpliendo condena en una cárcel. A mi no me sirvió ver aquel panorama, todo lo contrario. Es que estoy convencida que cualquier ciudadano de a pie pasa una temporadita en "el hotel de cinco estrellas" como yo lo llamo cariñosamente y a ver cómo sale. Salir de un entorno negativo para estar con gente que no conozco, que me ofrecen desconfianza, que no hablan conmigo y ver en lo que pueden llegar a convertir al ser humano, a mí, realmente no me parece socializar. Es mi humilde opinión. Como bien dices Raúl, cada persona es diferente. Pero aquellos dos meses fueron un verdadero infierno, estar perdida, no saber quién era, de dónde era. Incapaza de recordar un número de teléfono, sin poder llamar a nadie. Estaba indocumentada, sin dinero, sin poder pedir ayuda. Si intentaba hablar con el personal nadie me hacía caso, claro, estás loco. Sinceramente, fue horrible. El infierno tiene que ser muy parecido a lo que yo viví.
En mi vida hay un antes del ingreso y un después.
Cordiales saludos.
María

cualquiera dijo...

Luz quería comentarte que hay un documental muy interesante, que por cierto, hay un enlace acerca del tema en :

http://ayudanikosia.blogspot.com/

en el que profesionales de la salud, psiquiatras, psicólogos y personas con trastornos mentales hablan de sus experiencias y del ingreso. El documental se titula:
"1% Esquizofrenia (2006), documental de Ione Hernández".

Aquí puedes ver el vídeo:

http://www.tu.tv/videos/uno-por-ciento-esquizofrenia-2006-docu

Un saludo.
María

Anónimo dijo...

En el caso de que el medico me aconsejara el ingreso de mi hijo, intentaría que fuese con la compañia mia o de su padre, me parece, que si estamos buscando que desaparezca EL ESTIGMA, tenemos que conseguir los mismos derechos que cualquier usuario en el sistema de salud, no estamos hablando que es una especialidad mas en el marco de la salud?, pues sres, quiero los mismos derechos que cualquier usuario, es decir, PODER ACOMPAÑAR A MI HIJO EN SU INGRESO EN UNA UNIDAD DE SALUD MENTAL, si llegara el caso.
No me iban a impresionar mas, los gritos etc... de las personas ingresadas, que la de otras especialidades.
Luz
Digo todo esto por que tal vez en un primer momento sea conveniente, si más tarde el deseara estar solo, pues pactaria con el

Anónimo dijo...

He leído el libro cárceles de la locura.
Que puedo decir , pues que me ha impresionado la vida de la escritora por su gran fuerza y HUMANIDAD, una humanidad impresionante.
Lo que describe es tremendo y ha medida que lo leía sentía una rabia muy grande por todas las atrocidades que se han cometido.
Esa rabia ha salido hoy de mí, en una sesión que he tenido.
Luz, gracias