Páginas

miércoles, 7 de octubre de 2015

Piel de otoño



Tu piel es el nombre
secreto del misterio,
el cielo donde imagino
dibujarse mis nubes.
Cuando la luz tardía
del otoño se cierne,
aflora una perspectiva
de flores carmesí
en cada hoja de su contorno,
estremecido.
Las tardes sobre ella
tienen sabor a nata fresca.
Sus noches el calor
titilante de la lumbre.
Las mañanas
una luz diáfana
que eriza la piel y los sentidos
como un regalo que se hace presente.
Creo que tu piel
plantea preguntas
que nunca tendrán respuestas.
Tan bella, dulce e imperfecta
como un sueño
una caricia
o un poema.